Cristianos celebran que la Biblia quedó exenta de aranceles de Trump a China

openbible43_hdv_0
El aumento del 10 por ciento en otros bienes chinos, por valor de 300 mil millones de dólares, entrará en vigencia el 1 de septiembre. La Biblia es el libro más vendido en EEUU.

El aumento del 10 por ciento en otros bienes chinos por valor de 300 mil millones de dólares entrará en vigencia el 1 de septiembre.

Dado que China es el editor de la Biblia más grande del mundo, los editores cristianos en los EE.UU. habían advertido que los aranceles habrían hecho que algunas traducciones fueran demasiado costosas de producir. 

Por ejemplo, la Convención Bautista del Sur gasta el 31 por ciento de sus costos totales de impresión en China.

El 1 de agosto, el presidente Trump anunció que impondría el arancel del 10 por ciento a una gama de productos, criticando a China por no cumplir con su promesa de comprar más productos agrícolas estadounidenses. 

El comunicado explica que ciertos productos fueron eliminados de la lista de tarifas debido a «salud, seguridad nacional y otros factores».

El presidente y CEO de Lifeway Christian Resources, Ben Mandrell, dijo a Christianity Today: «El anuncio nos ha dado la esperanza de que la administración haya escuchado nuestra preocupación. Sin embargo, me preocupa que la Palabra de Dios sea tomada como rehén en una disputa comercial internacional. Estos meses han fortalecido nuestra determinación de llevar Biblias a las personas que las necesitan. Nuestro mandato se basa en la obediencia a Cristo, independientemente de cualquier propuesta de política de Washington, DC «.

La Biblia es el libro más vendido en los EEUU. , Con más de 5,7 millones de copias impresas vendidas en 2018. Esa cifra no incluye el número de Biblias vendidas por los editores directamente a las congregaciones.

«Hoy la administración anunció que la lista de productos estará sujeta a los aranceles adicionales del 10 por ciento», declaró Maria A. Pallante, presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Editores Estadounidenses. 

Deja un comentario